Tejedores de Monteras

Visitamos las montañas de Melgar, explorando el arte de la creación de monteras, conociendo a los últimos guardianes del tejido en esta parte del Perú. Un conocimiento que se va a ritmo acelerado con los ancestros; las vestimentas tradicionales y los tejidos de monteras, fueron símbolos de la identidad del espíritu del pueblo y medio de comunicación entre ellos, debido a la migración del campo a la ciudad estas prácticas culturales se van perdiendo con el tiempo, olvidándose así, los procesos de selección de materiales como la Ch´illiwa, cola de carpintero y cintas labradas.

Felipe Arqque

“Al ver que se estaba muriendo y apagando esta costumbre de tejer, nosotros teníamos que hacer los modos posibles de hacer nuestras monteras, nuestros trajes. Para hacer las monteras, primero seleccionamos y cortamos la ch´illiwa, luego las alas son de cuero de res con goma de carpintero, con el fin que cuando llueve no se caiga, no se doble, no se rompa. La nueva generación no conoce esta tradición de tejer de hilar, nosotros lo hacemos porque nos gusta. Este trabajo, lo hago con mi esposa”; además, también en bayeta tejo".

Pabla Huarsaya

“Yo aprendí a hacer las monteras mirando las antiguas monteras que mis abuelos tenían, mirando los colores y como están los detalles de las figuras. Yo hago las monteras con mi esposo, él le da forma con la ch´illiwa y los acabados yo los hago con mis propias manos. También hago los acabados de los trajes de la k´ajcha".

umatsi01_edited.jpg
RufBanner1_edited.jpg

R

Rufino Challco