La Estación de Tren

Es uno de los lugares históricos más importantes que tiene Ayaviri, la gente viajaba sin ninguna restricción, y cuentan que la vida social y económica giraba en torno a la estación, era una atracción total la llegada del tren, lleno de comerciantes, visitantes, vendedoras del tradicional Kankacho Ayavireño, las personas llegaban a la estación para enviar cartas y telegramas a sus seres queridos, los cuales vivían en Puno, Arequipa, Cusco y Lima. Frente a la Moya, una esmeralda en los andes, hoy en día, los tiempos de esplendor de este lugar vive con nostalgia en los recuerdos de la gente.

Alcides Villalba

“Recuerdo que, de niño, era un espectáculo especial ver la llegada del tren, ¡era uno de los lugares más importantes que tenía Ayaviri!, ¡había vida en esta parte de la ciudad y bastante gente! Recuerdo que los niños subían al tren, y a modo de juego les pedían a los gringos: ¡One Dollar¡ ¡One Dollar!.

Antes, no había teléfonos, ¡había cartas!, ¡y veníamos a la estación y enviábamos cartas! A la familia, ¡también a la enamorada!, ¡muy privadamente buscábamos con quién enviársela! Todos podíamos viajar sin ninguna restricción, era cómodo y seguro”.